Tuesday, December 20, 2005

El Anonimato en los tiempos del Reality




Hoy platicaba con la Editora Asociada que esto de los blogs está cañón porque se vuelve un reality. No siempre, desde luego, no para quienes postean fotos o textos inconexos, cuentos, ensayos ... y así (como dice Mía). Pero para los que escriben de su vida, de sus sentimientos, de sus experiencias (más o menos veladas, da igual), un Blog se convierte en una real novela de entregas en la que (al margen del valor literario que puede ser mucho o poco), los lectores no pueden sino intrigarse y quedarse "bien picados" con los avatares de la vida real de alguien más. Está cabrón. ¿Será puritito morbo? Yo creo que no. Que ya no. Yo creo que claro hay curiosidad y algo de morbo, pero sobre todo hay mucha búsqueda y mucho vacío. En realidad tampoco tengo una tesis muy clara al respecto, así que creo que por el momento es mejor vivir la experiencia del blog. Ya iremos desmenuzando el fenómeno si no nos gana la hueva y las ganas de hablar (escribir) de cosas más divertidas.

El punto, y a esto iba, es que aún siento cierto resquemor a publicar mi vida en la red, no sé si quiero decirlo todo, o nomás una parte, o contar mentiras. Esa es una gran tentación. También lo es crear un alter ego. Pero además no quisiera balconear a nadie y eso es muy difícil, por dos razones: 1) no vivo aislada y 2) mi pecho no es bodega!!!! Buscando una solución, ahí va el código de inicio. Por el momento contaremos verdades pero todos los personajes que formen parte de lo que aquí se cuente, tendrán un alias. Ese truco es de la Editora Asociada, y le ha funcionado re bien. Si algo se pone muy punk y se ve en peligro la integridad de alguien, pues ni modo, mentiremos... y así (como dice Mía).

Por el momento mi Buddy So Cute está intrigado y lo quiere leer a la brevedad. Aunque de entrada me prohibió hablar de él, se alivianó cuando acordamos que nadie sabrá su nombre. Es que no puedo no hablar de él. Si además de la alegría que me ha dado reencontrarlo después de 5 años, se ha convertido en el amigo perfecto para aclararme varia cosa. Es uno de esos cabrones simpáticos que dice de si mismo ser un pan cuando se enamora. Y como yo lo quiero porque es mi amigo, de pronto le creo. Pero claro, luego cuando me entero de sus rollitos (que me cuenta varios) o lo veo en acción, trato de observarlo como en microscopio. Le dije que haría un estudio antropológico a partir de él, para entender cómo funcionan los hombres. Ok, el asunto no es tan pretencioso. Pero está resultando divertido. Como sea Buddy, si me estás leyendo, hoy no contaré ninguna de tus historias.

Hoy nos vamos a un opening culinario: taquitos, yummie. Y a ver si salen historias.

3 comments:

jo rivera said...

si! si! todos queremos un estudio antropológico de los hombres tipo tu BuddySoCute, guapos y dispuestos a entrar y salir del amor con la misma velocidad que lo hacen de las sábanas. seguramente no terminaremos de entender cómo funcionan pero la risa quién nos la quita. en tanto, chiquilla bombón, deja de preocuparte tanto por el anonimato que, en estas cosas de los blogs, para inventarse historias o contarse neto y desde adentro no hace falta cambiarse el nombre. besos y gracias por el nick rimbombante para una treintañera cualquiera.

Nacho said...

A mi particularmente no me preocupa tanto involucrar gente, lo tomo como un desahogo, aunque si hay que reconocer ciertos peligros...
Afortunadamente para mis conocidos casi siempre tengo muchas cosas inútiles que postear y solo de vez en mes me "inspiro" en algo verdaderamente profundo...
-tal vez eso explique la falta de comentarios en el mismo-
Mucho éxito en esto del Blog.

María said...

A la Editora Asociada: va, intentaremos algo similar al estudio antropológico, pero más relax y divertido, eso, pa que la risa no nos la quite ni Dios!
Y Nacho, no conozco tu blog, pero al rato me doy una vuelta y comento... ja
Saludos