Monday, June 05, 2006

Ligoneo

Deformación de ligue o ligar, establecer contacto, lazo, liga entre dos personas de distinto o igual sexo, con la intención de que algo más se derive de tal nexo poco tiempo antes inexistente. Una relación con ciertos y variados parámetros de solidez. Entrar en la explicación de los devenires y paraderos del ligue es intentar incursionar en terreno tan peligroso como inexpugnable, porque cada cabeza es un mundo y cada corazoncito otro, así que multiplicados por dos ya nos dan cuatro y poner de acuerdo a tantos participantes está cabrón. Por eso ahí si no generalizo. Diré pues que cada caso es distinto.
Volvamos a:
Ligoneo
Se utiliza como deformación de un sano, bonito y romántico ligue...
El ligoneo, por el contrario, es lascivo, cochinón, patanesco y cinicazo, como sólo puede serlo un monito (generalmente feo y de menos de 25 o de más de 40) que lampareado por algún impertinente rayo de pendejez tiene los huevos tan azules de, nacamente, guiñarte un ojo y mandarte un beso ya sea por su retrovisor interno o por el lateral (ya si se pone insistente, por los dos). Y los hay tan insolentes que hasta te hacen "cejitas" después, inquiriendo una respuesta. Lo malo es que luego se ofenden cuando una no puede más que soltar una franca carcajada. Se irritan y la cosa en un segundo pasa de intento seductor (charro, chafa y barato, pero seductor al fin) a señita mentadora de madre. ¿Quién los entiende?

8 comments:

Daria Zen said...

Enorme, María, en verdad. Ahora sí ya me quedó claro eso del "ligoneo". Ya ves, si por eso yo decía: esa palabreja está re buena.
Te mando un abrazo. E insisto, buenísima tu descripción. Soy tu fan.

Negra said...

cabrones sentidos e insolentes...

Miss Neumann said...

guerita, guerita. ts ts ts.... jajajajjaa

María said...

Daria: mujer, muchas gracias, me sonrojas. ¿Tons qué? ¿cuándo te veo?
Negra: pues, mensos, más que cualquier otra cosa, ¿no?
Cyn: qué bueno que te das tus vueltas, aunque estés tan lejos. Te mando un abrazo con mucho cariño, güerita ;)

Mister gonX said...

Es que, ¿cómo puedes esperar que uno no se enoje cuando puso tanto esmero en guiñar el ojo tan putarracamente?

Digo, sí sentí feo que te rieras de mí y por eso te la menté. Pero fué una mentadita cariñosita, de esas de ligoneo.

María said...

Señor Goncs!!!
No me di cuenta que eras tú!!!!
Se me hace que ese día no traías el look rockstar... ;)
Jaaaaaaah. Besos

Mister gonX said...

Aqui te dejo una perla de belleza urbana:

Mamacita, si no tengo pelos en la lengua es porque no quieres.

..vox populi, vox Dei...

Indigente Iletrado said...

Debo confesar que siempre he querido ser uno de esos. Pero soy una nenaza sin remedio. Imagínate, ni siquiera he podido agarrarle la nalga a una mujer en un concierto donde todos estamos apretujados, ni he podido decir una vulgaridad de esas cuando pasan por mi calle mirando desde la ventana. Jamás seré así de güeno.

:(