Tuesday, December 05, 2006

Mejor me duermo. Now.

Hay noches y noches...
ésta estoy cansada... me desvelé anoche y madrugué hoy. Salí tarde de la oficina para subirme a mi dulce y verde automóvil y darme cuenta de que se negaba a moverse. Traté de convencerlo pero nomás no quiso. Mejor convencí a Papá Doctor de que fuera por mi y me diera hospedaje... porque claro, en el merequetengue del intento de convencimiento fallido nos dieron las tantas y ya nos dio hueva ir hasta mi casa. Tuve que dejar a mi dulce y verde y descompuesto automóvil en el estacionamiento de la editorial, solito y a su suerte. Pero mientras sacaba mis pertenencias de sus rincones más escondidos, —previendo que mañana tendrá que salir de ahí en grúa—, tuve que recurrir a la contorsión y ¿por qué no? me lastimé la espalda.
Al llegar a casa, La Rubia Superior me consintió con una ligera cena conformada por un par de quesadillas de queso oaxaca con deliciosa y picosita salsa verde. La verdad, al paladar no me picó tanto como cuando sin darme cuenta me tallé los ojos con el poco precavido dedo que minutos antes había hecho contacto con ella...
Aaaaardeeeeeee....

7 comments:

Daria Zen said...

Oh, amiga, ¿qué le ocurre a tu dulce y verde vehículo?
Lo bueno es que tus padres están ahí para seguir consintiéndote y ayudándote. Yo te mando un abrazo y un beso.

Miss Neumann said...

POBRE NIÑA....

CONSEJO 1. NO TALLARSE LOS OJOS DESPUES DE TOCAR EL CHILE (HABLO DEL VERDE)

CONSEJO 2. REVELARSE CONTRA LA EMPRESA, QUE PASO CON LE HORARIO DE SALIDA? TE ANDAN ESCLAVIZANDO

CONEJO 3. URGETE UNAS VACACIONES...

BESOS

Hôichi said...

si es que tienen vida propia jejeee

besos

Orquidea susurrante said...

Je je je, mejor narrado el mal fin de un cansado dia de trabajo, dificil. no se como, pero disfrute de un mal momento ageno. Felicidades por esa manera de contarlo.

María said...

Daria querida... pues se trabó. así nomás. a una de las llantas traseras se le pegó el freno y nomás no se movía... por suerte no fue en movimiento, hubiera tenido graves consecuencias... pero ya está bien.

Niña Neumann, gracias por sus dulces consejos... sí me urgen unas vacaciones... pero habrán de esperar por lo menos un año. ni modo.

Capitan, no sé si se refiere a los vehículos, a los padres, o a los chiles... Pero sí. Bienvenido, por cierto.

Orquídea, gracias por tu visita... y qué chido que te guste, aunque no pretendía ser más que un desahogo. Bienvenida, nos estamos leyendo.

Calvin Krime said...

Comer chile con una mano, tallerse los ojos con la otra, para eso tenemos dos no?

Aunque el consejo llega tarde, tal vez sirva la próxima vez.

María said...

Calvin: chale ¿cómo nadie me enseñó eso antes? seguro servirá... gracias por el consejo y por la visita. saludos.