Thursday, February 22, 2007

Otro febrero postoperatorio

Ayer a las 11 de la noche salía de La Bipolar (fui a ver si me encontraba a Diego de nuevo para explicarle que no soy de rancho, parezca lo que parezca, jaaaaah) con la Niña Blogstar, cuando me llamó la Rubia Superior para avisarme que Papá Doctor ingresaría a un quirófano, otra vez, hoy por la tarde.
—¿Y ahora? ¿Qué no ya estaba todo bien?
—Bueno, no te asustes... es una cirugía programada, no es de emergencia.
—¿Te cae? ¿de un día a otro, no es de emergencia?
—Hijita, no me pongas nerviosa. Sólo queríamos avisarte.
Van tres febreros que nuestra honorable familia pasa más tiempo del deseado en el piso cuarto de un hospital cuyos grandes jardines —y sus gatos— han servido para desahogar en interminables caminatas angustias y miedos, para recibir y guardar con total discreción los reproches y gritos que entre dientes he mascullado de puritito coraje o de impotencia, las oraciones de esta creyente convenenciera, y hasta las lágrimas de catártica felicidad en cada alta, cuando ya caminamos rumbo al auto para irnos todos juntos de regreso a casa.
Hoy al llegar al nosocomio no pude evitar recordar los febreros pasados de incertidumbres y miedos en este mismo escenario.
Y si, resultó que la cosa era ligeramente más delicada de lo que mi protectora (además de honorable, claro) familia quiso decirme. Pero ahora todo está en orden. Esta vez no pasarán más de dos días antes del feliz momento del alta, esta vez la angustia sólo me pasó en el subconsciente.
Y me da una gran tranquilidad que todo saliera bien.
Es hora de ir a dormir a casa. Camino a mi auto, por los jardines, sentiré bien distinta esta primera noche postoperatoria a la de los otros febreros.
Quizá lo único que masculle entre dientes sea un sincero agradecimiento porque Papá Doctor está bien.

9 comments:

Daria Zen said...

Abrazos

María said...

Gracias Daria. Otros de vuelta.

Miss Neumann said...

espero que todo este bien amiga!!! y que salga pronto!!!

Besos muchos!!!

carax said...

Me paseo de nuevo por acá y me da mucho gusto que estés posteando de nuevo y que tus seres queridos se encuentren bien después de momentos de tensión...te mando un abrazo grande.
Ahora que mencionas el agradecimiento, ¿a poco no es un sentimiento bien padre? ;)

kôji Kabuto said...

mis mejores deseos para su padre y su familia...

Cómplice en Combate said...

Tu papá está hecho como los de antes.
Esos aguantan un piano.

Qué bueno que ya está bien.

Besos, muchos.

Indigente Iletrado said...

Alégrome. Neta.

Sé algo sobre esos meses donde llueve sobre mojado, de esas horas de espero que prefiero pasar caminado alrededor del nosocomio, del regreso (cuando uno es afortunado) hacia el auto cuando todo ha terminado.

Bonito.

Nacho said...

Amiga. Lo que necesites a la hora que sea.

Un abrazo de esos largos y un beso tronador.

María said...

Miss Neumann, todo bien. Ya salió. Besos a ti también.

Carax, a mi me da más gusto que sigas viniendo por aquí. Gracias por el abrazo, yo te mando otro. El agradecimiento si está pocamadre... lo más fuerte es irte dando cuenta de que no todo el mundo tiene el privilegio de experimentarlo. Bu.

Koji, muchas, montones de gracias. Yo te mando abrazo fuerte.

Cómplice combatiente, como siempre tus palabras de bálsamo, de palmaditas en la espalda, me hacen sentir mejor. Besos, más. ¿Llámame, no?

Indigente, entiendo que te gustara si sabes de lo que hablo. Es un respiro, un alivio, una descarga. Mmm, y me gusta mucho seguirte viendo por acá. Te mando un beso.

Nacho querido... no sabrías qué bien me viene ese abrazo laaaargo ahora mismo. Gracias por estar cerca, de un modo u otro en más de uno de estos febreros postoperatorios y reincidentes. Besos tronadores para tí también.