Sunday, August 17, 2008

¡Rojo!

Sí, ya está decidido. Al final el dilema fue más con el negro que con el gris. Pero yo no soy tan seria, ni tan sobria, ni tan formal, todavía.

Es extraño (o no) pero siempre me doy de frente con aquello de "ten cuidado con lo que deseas porque puede hacerse realidad". Y es que hace sólo unos meses escribía sobre las edades y la posibilidad de que hubiera por ahí un hombre 'mayor' que me diera un par de zapes (con sus correspondientes besos) y me recordara que de lo que se trataba era de pasarla bien. Pues tómela, por habladora. Apareció hace poco tal cual lo describí en aquél post: maduro, con un par de matrimonios frustrados en su historia, suficientes canas e hijos propios (que me dan la tranquilidad de que no presionará para tener más), y las buenas intenciones de lograr que me deje querer. No deja espacio a mis caprichos, ni a mis cavilaciones, no es un niño indeciso. Sabe lo que quiere y lo pide claro. No me da juego para hacerme pato, darle largas o bailar con mis dudas y mis miedos. ¿Suena re bien, no? Lo único malo es que no estoy enamorada y que él, en esta prisa formal que trae, no me está dando tiempo de enamorarme como me gusta (o como me sale bien, al menos): despacito, sin querer queriendo. Y yo quisiera, de verdad que quisiera, pero no sé cómo. Ni siquiera diré en plan azotado que lo he olvidado, más bien admitiré que nunca lo he sabido.

16 comments:

Bob Guijarro said...

Besos. Te Quiero. Mucho. Cuidate.

El Único y Auténtico Anónimo said...

Pues ya ves, a fuerza ni los supositorios entran, y puede que los astros se hayan alineado y hayas conocido al zorro plateado que buscabas, pero sin ese "click" no sirve pa' mucho.
Keep on rockin'

El Único y Auténtico Anónimo said...

Por cierto...

Rojo a veces
Negro a veces
Gris nunca

Exenio said...

Suena entre bonito y buenas tardes... :-S

María said...

Bob! ¿dónde te has metido? Me cuido, y te mando un abrazo grande.

Único y auténtico anónimo de los milagros, es una buena puntada esa del zorro plateado, también la de la alineación de los astros. Lo del click ausente es más bien una putada. Y sin embargo, we'll keep on rocking.

Exenio, así suena.

elisa said...

órales, nomás te dejo tantito y mira nomás con qué cosas me sales...

felicitaciones por la roja decisión y por lo otro, supongo que es cuestión de soltarse un poco, permitirse, y claro, pus no engañarse, porque como bien dicen "a fuerza...".

te mando besos

Único y Auténtico Anónimo said...

Ja
Putada sería más bien hacer caso omiso a la falta de click y seguir rockeando como si nada.

María said...

Elisa... la verdad es que todo es mentira y sólo bloggeo con este "escándalo" pa ver si reaccionas, me llamas, y dejas de ser "mi amiga la desaparecida". Besos pa ti.

Único y auténtico anónimo: tienes la boca llena de verdad, no creas que no lo sé. "We'll keep on rocking" es sólo una puntada pa decir que esto no nos tumba, faltaba más.

Único y Auténtico Anónimo said...

Te ves mejor de cabello larguillo, no te lo cortes tanto. Y definitivamente eres mejor pelirroja que güera.

Pseudo ... y chic said...

¿Será que el rojo es el color de la impaciencia o sólo se resuelve hasta que las cosas se ponen negras?
Pensándolo bien la pregunta adecuada sería ¿en verdad los colores pesan tanto en este tipo de dilemas?

gatinha said...

ten cuidado con lo que deseas y no siempre vivir un sueño lo es... son frases con las que me estampo constantemente..

María said...

Anónimo Deadevis: ¡Gracias! Aunque pretendía ser brunette, pero tal parece que el rojo entra y se va de mi vida a placer y voluntad propia.

Pseudo y chic: El rojo es el color de las tripas (en más de un sentido). Y sí, también se resuelve —o no— al ponerse negro (como se puso mi auto nuevo después de todo). El peso de los colores en estos dilemas sí es alto: es el auto en que andaré los próximos años, ergo: reflejo y extensión de mí. Y si "mí" es contradicción pura y dura, imagínate qué elección tortuosa ha sido ésta.
(Estás a un comment de ser simplemente "Chic", jajajajaja, ya te vi.)

Gatinha, ¿tú también? Tendremos que empezar a definir mejor nuestros deseos y a entender que los sueños lindos lindísimos suelen ser sólo a ojos cerrados, supongo.

Anonymous said...

Sé quién es...y es más lo que se hace el interesante, que lo que realmente es. Víve a tu rintmo, a tu aire...

finísima persona said...

lo que necesitas es un chamaquito caguengue que te quite el sueño, no uno maduro que te lo provoque

Gigolo Ejecutivo said...

Despacito, muuuuy despacito.

Finalmente, un hombre "maduro" tiene otras prioridades y un poco de "prisa" por concretar cosas.
Con uno de nosotros -digo, un chavito- sí tienes histerias y enojos, pero por lo menos vamos easy, paso a pasitooooo

El chango Feli said...

tal vez viene a ser buen tiempo para que actualices tu blog.

Saludos,

f