Monday, April 10, 2006

¡Que sí! ¡Que lo seeeeé!

A ver, es cierto.
Ya Daria me dijo holgazanita.
Y tiene razón.
Que sí, que lo seeeeé.
Que debería de actualizar este blogcito con más regularidad...
Chale, es sólo que últimamente no he tenido mucha inspiración para escribir.
O tiempo.
O ganas.
O quizá sólo no he encontrado algo realmente importante que decir.
O una forma de decirlo que valga la pena leer (bueno, ese no es pretexto porque tampoco estoy segura de que todo lo que he posteado antes sea meritorio de leerse).
Porque la realidad es que sí han pasado cosas.
Mi Mejor Cómplice salió del hospital y está estable. Lo cual me tiene muy tranquila.
La Rubia Superior ha ido cediendo terreno a la sensatez y ha empezado a hacer a un lado su enojo conmigo. Claro, es un gallo-gallina-pollito-pa'trás... pero algo es algo.
Un sábado acompañé a BuddySoCute! a la boda de su ex (también hermana de uno de sus mejores amigos: family rules). La odisea es larga y tal vez un día me anime a contarla completa. Por ahora sólo diré que llegué a la boda muy fancy, muy fancy, pero completamente afónica. Eso influyó para que yo, como las nuevas: a) a falta de poder interactuar con la concurrencia, me concentrara en beber y b) me solapara con el cuento de que el tequila TENÍA que abrirme la garganta en algún momento. Por supuesto, eso no sucedió. No conforme y ya peda, claro, le pedí al mesero miel con limón. Trajo una taza (favor de dimensionar: una taza) y Buddy tuvo la brillante idea de añadirle mi sexto tequila doble "pa que no te sepa tanto a madres, Dude", dijo cariñosa y consideradamente. Y yo ¿por qué no?, me tomé una taza de miel con limón y tequila.
Fue el acabose.
Lo que siguió no lo puedo contar por dos razones: la primera, no me acuerdo de casi nada: tengo un black out de 5 horas; la segunda, lo poco que recuerdo me da una vergüenza tan infinita como la risa que le da a mi querido amigo cuando hace algo de memoria. Ahora me río, si. Pero en el momento (y los días posteriores) me sentí muy MUY mal.
Luego vino el tour futbolístico que me sentó tan bien como les conté en el post anterior.
En los últimos 15 días me ha pasado dos veces no poder entrar a mi casa a alguna hora de la madrugada y tener que pedir compasiva morada: una noche a mi querida Daria, otra (bailando un jarabe tapatío encima de mi orgullo) a Papá Doctor y La Rubia Superior: "Oooooohquelachinitaaa", habrán pensado, "¿no que ya no nos ibas a pedir nada nuncaaaa?" Aunque ahora que lo pienso es más probable que hayan dicho para sus adentros "¿no que no tronabas, Pistolita?" Como sea, el punto es que con esto me cayó el veinte de que esas son trabas subconscientes que quieren decir más que el simple hecho de haber olvidado o perdido las llaves: no me gusta llegar a mi casa... y es que claro no la tengo acogedora aún como quisiera.
Por eso hoy acordé con el honorable Sapo Vengador comprarle su bonita sala roja. Es el primer paso para ir haciendo crecer mi espacio. El que sigue: pintar puertas el fin de semana.
El jueves en la exposición de fotos del gran Zuki tuve a bien encontrarme a mi Amiga Cineasta después de varios años de no vernos; y sólo dos días después la topé de nuevo en Bellas Artes. Siempre un gusto. A ver si esta vez sí somos capaces de continuar el contacto.

Hoy por la tarde fui con el Editor de los Ojos Bonitos a comprarle un pastel al Adorable Editor Adjunto, cuyo cumpleaños fue el viernes y dejamos pasar sin mucho barullo por estar en cierre. Así que hoy, que también estamos en cierre, pero con culpa, nos pusimos a mano.
En premio del destino me regalaron un clicker de Axe para contabilizar a todos los que me miren con ojos pispiretos o sonrisa seductora... Jaaaaaah.

Sí, todo esto ha pasado en los últimos días (y más que no me viene a la mente justo ahora)... y yo sin querer escribir, chingao.

8 comments:

Mister gonX said...

Apúntate un click de mi parte.

El jueves voy a Tlayacapan. Espero contribuir a la mejora del ambiete hogareño.

Todo sea por leerte más.

Nacho said...

La brocha gorda no es mi especialidad... Pero cuenta con otras 2 manos y un par de chelitas pa´ después.

Un abrazo sin limón, ni miel, ni tequila...

Vinnie Terranova said...

Te envio un efectuoso saludo, espero que el animo mejore pronto.

Cuidate y disfruta de tu mejor complice

jo rivera said...

eraaaaaaa hora, chingaos!!!! porque el que yo te tenga aquí al alcance de la mano, no quiere decir que no me interese enterarme del chisme en pantalla.
oye y bien lo dije: "alguien tiene que ceder".. claro está, que tanto en tu caso como en el mio, no iban a ser ni La Jefa, ni La Rubia Superior. En fin, ya serás mamá para ponerte tus moños. jaja
Y bien? qué vamos a hacer de semana santa? pintar puertas o tomar tequila con limón y miel.. esta vez para mi gargantita?

jo rivera said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Miss Neumann said...

Yo quiero saber todo sobre la peda de quinceañera... ándale, cuentanos! cuentanos!!!

María said...

Mister G: muchas gracias, me sonroja usted. ¿Debo considerar tu click como unos ojitos pispiretos, como una sonrisa seductora o como un guiño coquetón? Iuuuuuu.
Suerte en Tlaya, aunque te vayas a desquitar con el diablo, ja. Gracias por contribuir a esa mejora que tanto hace falta.
Nacho: Gracias, gracias. Ahora va a resultar que el bombón eres tú. Qué chido.
Humanware: gracias muchas. El ánimo va a la alza, en realidad el problema es la inspiración, o las ganas...
Jo: no sé si el privilegio de ponerme los moños valga el que un dia me anime a ser madre... ¡qué miedo! Como sea nos quedan muchas semanas santas para decidirlo, esta por lo pronto, si te animas a pintar puertas, bienvenida. Los tequilas con miel y otros menjurjes, te los preparo y te cuido... porque es probable que te manden a la luna.
Miss Neumann, de verdad que no lo recuerdo, aunque super BuddySoCute está haciendo memoria para incorporar más información del evento en su comment a este post.
Besos a todos.

Daria Zen said...

Vaya, hasta que por fin...No seas tan modesta, querida, en realidad, si una se pone exquisita y perfeccionista, nadie o pocos tendrían votos para publicar, así que bájale a la falsa modestia. Escribe, lo quieras, lo que sea. Besos.