Saturday, May 13, 2006

Contenta

Han sido buenos días.
De charlas claras.
De conocimiento y apertura.
Estoy contenta.

En días pasados vi a Mi Mejor Cómplice. Corrí a visitarla el Día de las Madres, a abrazarla y agradecerle la gran madre que ha sido para mi. A alegrarme con ella de que está aquí todavía y tanto mejor de lo que estaba apenas hace un par de meses. A contarle las novedades y todos los secretos que no había podido compartirle en las últimas semanas. A corroborar una vez más su total complicidad y amor. A verla con un ánimo inmejorable, con tanta fuerza y alegría de vivir. Otra vez. Al final, cansada, me recosté en su regazo, como antes, a sentir su cariño y me quedé dormida así, en paz, como cuando era niña.

La Rubia Superior está muy bien también. Ese mismo día comí con ella y con toda la familia. Charlamos, nos reímos. En la noche llegué a mi casa y encontré mi segundo mensaje en la contestadora: Soy yo, tu mamá. Ya sé que no estás. Pero te llamo para dos cosas, para estrenar tu contestadora y para decirte que te quiero.
Lloré. Yo también te quiero, mami.

Papá Doctor está re bien. Super recuperado, tanto que no ha parado de viajar esta semana. Ahora mismo está en Monterrey demostrándose que todavía tiene tanto que dar en su quehacer profesional. Yes.

El jueves fue el cocktail de festejo por el Premio Nacional de Periodismo que ganó la honorable revista que me da de comer. A él me acompañaron El Honorable Sapo Vengador y Mi Roomie Consentida. Si, si: Tercia de Reinas. Jaaaaaaaah. También cayó BuddySoCute!, que, para variar, causó varias bajas por ahí. Ja.

El viernes por la noche fui con la Editora Asociada a una entrevista de radio que imaginábamos sería breve. Se prolongó una hora. Hablamos de nuestro premio, de nuestra ciudad, de nuestra revista, de nuestra histeria femenina y nos divertimos. Por ahí hubo un par de preguntas que nos agarraron medio en curva, sobre todo a mi, pero para fortuna de todos La Editora Asociada salió al quite inteligentísimamente y bajó un par de balones de forma magistral. De ahí nos dirigimos a Polanco en la intrépida misión de atravesar la ciudad a las 12 de la noche de un viernes. Nunca hubiera imaginado la magnitud de la travesía. Pero valió la pena. Íbamos a la despedida de nuestra nunca suficietemente bien ponderada Histérica Adorable, que nos abandona en este barco para tomar un crucerito que le ofrezca mayor libertad y serenidad. Ahí conocí en persona al mismísimo Señor Politofílico, con el que (por fortuna, todo hay que decirlo) de lo que menos hablé fue de política. Fue un gustazo. He de decir en honor a la verdad que el lugar de la despedida no era mi tipo de lugar: mucha gente, muy fresa, mucho ruido y más barullo. Con todo y una vez más, a pesar del inclemente escándalo, la charla fluyó relajada e interesante. Muy a gusto que me la pasé.

Hoy me voy al cine al rato. Y luego a ver al Poeta Posmoderno que se nos casa. Cenaremos, nos dará las invitaciones y supongo que esto terminará en una especie de despedida de solteros. Me da gusto. Con todo y que tengo mis reservas —y muchas— sobre el matrimonio, creo que lo mejor que se puede hacer con él es abrazarlo únicamente con el amor por bandera. Y desde luego, este es un caso de esos.
De una forma u otra seguiré respetando profundamente y siempre toda acción y decisión que sea tomada a partir del amor. Así que me alegro profundamente por él y me dispongo a ponerme muy mona para festejar con él, con su chica y con todos los que los queremos y les deseamos felicidad en esta aventura.

PD. ¡Habemus Salam! ya está aquí. En próximo post contaré detalles y adjuntaré fotito.

11 comments:

Um Fan said...

Por favor, escriva bem o nome da Elis Regina,

Obrigado

María said...

ya estuvo.

Miss Neumann said...

El gusto fue para mi darling, que bueno que llegaron...

te leo feliz, me pono una medalla? jajajajajajajaj
Besos

jo rivera said...

no no no.. si la neumann se va directito al cielo!!! ¿por qué no contraté sus servicios antes???? que chingaos! pues sí, mi queridisima, se le lee (y se le ve) haaaarto contenta. ya era hora no?!
besos besos besos. te lo mereces.

Negra said...

Si, la verdad es que se te lee muy contenta y con una agenda super apretada.
En verdad me da harto gusto!
Cuidate y síguele dando duro a la buena vibra,
Besos de la Negra.

Vinnie Terranova said...

Concuerdo en que se te lée contenta.

Esa visita a tu complice suena mucho muy bien, genial diria yo.

Saludos Maria, y felicitaciones por ese premio.

PD. Ya me compre la honorable publicación que te da de comer, jajajaja!

María said...

Miss Neuman, anda usted muy suspicaz... disfrute su vacación y manténgase en contacto.
Jo... ¡otra! Ja. Claro que nos merecemos pasarla bien. Tú también. ¿en qué radicará el secreto? ¿en tomarnos la vida menos en serio? Besos de vuelta.
Negra querida, gracias. te mando un abrazo grande. ¿cuándo vienes?
Humanware, gracias por tus felicitaciones y qué bien que compraste la honorable publicación...! Si te gusta el futbol, te habrá latido el especial de Nuestros Señores del Pambol.
Abrazo a todos.

Mister gonX said...

¿Y el estrenón? ¿como pa cuándo?

Daria Zen said...

Oh, sospecho que ya son dos que andan muy contentas en estos días. Me alegro mucho mi querida María. Sigue así, que nada te cuesta, la neta. Besos muchos y abrazos también.

es mi nombre Berenice said...

Aún no me acoplo al ritmazo de vida, o en este caso, al de lectura, o más bien, al del agarre de onda de las anécdotas... bueno, ya me entiendes.
Pero eso sí, de leerte ya me animé a no pelearme con mis días ocupados.

María said...

¡Mister Gonx! ¡Creí que te había perdido! Menos mal que estás de vuelta por acá. Pues nada... vayamos poniéndole fecha, que no se diga que queda por mi. Total dónde sentarse, ya hay.
Daria, amiga: Gracias. En efecto parece que la racha bajoneadora de principios de año terminó al fin. El ánimo va pa arriba. ¿ya regresa, no? tiestranioooooo.
Berenice: se agradece que con todo y la falta de acoplamiento te des la vuelta por aquí. a mi me gustan tus letras y valoro que te detengas a leer las mías. sobre lo del ritmazo de vida, no te vayas con la finta, ja. no es pa tanto, lo que pasa es que claro, aquí lo cuento todo de un jalón y parece ajetreado, pero en realidad está tranqui. abrazo.