Friday, January 18, 2008

Ah, la tristeza

No sé si es que ya viene mi cumple.
No sé si es que cumplo 33 (dicen que es una edad "especial").
No sé si es que me siento muy sola.
O que no he ido a terapia en un mes, que olvidé la última cita y tengo que pagarla anyway.
O que huelo cambios en el aire.
Tal vez tiene que ver con que creo que algo que quiero se está muriendo.
O con mi culpa porque me siento asesina, imprudencial, pero asesina.
Quizá sólo sea que La Mujer de los Ojos Hermosos me dio un reiki ayer y me removió todo.

Y seguro sí es que me siento tremendamente vulnerable y que hoy (como si fuera la gran iluminación) recordé otros lejanísimos momentos similares y descubrí que cuando estoy así sólo sale lo peor de mi. Y que no tiene nada de extraño que la gente, por así decirle, se desconcierte y no entienda y me mire con cara de "en serio qué loca estás, en serio me cuesta un huevo entenderte, y en serio me empieza a dar hueva hacer el intento". Y yo con mi cara-fraude de soycool, de soymadura, de tengotodobajocontrol y además soylinda ybuenaonda. Que, por cierto, como es fraude, cada vez me sale menos bien. Chale.

La cosa es que ando de un triste bárbaro.
Barbarísimo.
Qué bárbaro, qué triste ando.
En serio.
Snif.

9 comments:

Esogh said...

Hey, hey. la ciclotimia es un resultado mas no es el motivo.
A la chingada la tristeza.

elisa said...

sí, bueno, el cumpleaños y esas cosas. pero nada que no conozcas y que no sepas manejar. yo desde acá te abrazo y te ofrezco mi complicidad, para lo que sea. quiérote, amiga.

Doezior said...

ufff, yo que iba a escribir que "tal vez ya venía a ser buen tiempo" para que actualizaras tu blog.

Ahora resulta que no lo es.

Que mal, pero seguramente estarás bien después.

cheers.

Princess Sputnik said...

Así hay rachas...no son chidas pero me imagino que han de ser (hasta cierto punto) sanas y necesarias, por lo menos para que cuando pasen uno pueda disfrutarlo en serio.

En fin...se extrañaban los posts, y a falta de poder hacer algo mejor pues mando un abrazo de lejos.

adriana said...

Animo María, no pasa nada todos tenemos derecho de tirarnos a la tristeza de vez en cuando, andar en plano meladromatico, pegarle al melancolico, pero espero que no dure mucho. Y que mas queda decirte que lo que no nos mata nos hace mas fuerte.

Saluditos........

Exenio said...

Si, sé lo que es andar triste, tristeando y compartir la lástima para impedir que me sigan lastimando.

Es una edad especial sin duda (lo descubrí con el tiempo y no sé que tan especial).

Sabes, forja con las lágrimas un escudo impenetrable y sigue llorando.

Sabes... ahora toma un lápiz y dibuja las tristezas, hazlas una pira y elimínalas... porque lo sé, hazlo pronto y cuando hayas terminado comienza de nuevo y escribe una canción (seguro eres buena para eso...).

Recibe un empático abrazo acompañado de un beso...

Bob Guijarro said...

Un abrazo. Nada más se me ocurre. Un abrazo enorme, calientito, comfortable, reconfortante.

Y una taza de chocolate caliente para escucharte decirme tooooodas tus penas. Mi bombón, no te amargues

María said...

esogh, pues por angas o mangas, pero me temo que se ha instalado por un rato. gracias de todos modos.

elisa, yo a ti. y eso: no será la primera vez... así que nada, ya pasará. abrazo fuerte.

doezior, me da gusto leerte por acá. y las actualizaciones. estaré bien, eso es seguro. salud.

princess, gracias por el abrazo, yo te mando otro y prometo posts menos azotados y más frecuentes, aprovechando la rachita que, por lo menos, inspira.

adriana, gracias. ánimo pues, pa arriba y pa adelante, siempre más fuerte. un abrazo para tí.

exenio, curiosamente a últimas fechas me he dado cuenta de lo difícil que es hacer canciones y de lo mal que me salen. pero seguiré tu consejo de todos modos, como terapia seguro estará bueno. te mando otro abrazo.

bob querido, mil gracias. ese abrazo fuerte, calientito, confortable y reconfortante se agradece infinitamente en estos momentos. nada de amargues, lo prometo.

Anonymous said...

oh si la tristeza, como fue que yo llegue aqui? buscando la ruta mas corta para llegar a barra de navidad y me tope con tu blog. Hermoso, la tristeza vaya que golpea eh? recorre toda la espina hasta topar con rincones nunca antes percibidos. Profundidad, la tristeza da profundidad y por eso me gusta aprovecharla cuando se presenta. Animo.