Wednesday, July 30, 2008

¿Será melón o será sandía?

no me puedo quejar: de las veces que he tenido que tomar una decisión crucial, siempre ha sido por lo menos entre bueno y bueno.
la otra vez que recuerdo haberme sentido abrumada por la necesidad de escoger entre melón y sandía, melón era un novio al que adoré y me adoró (despite todo lo demás), y sandía era un futuro marido del que me enamoré lo suficiente como para decidir que sería el único hombre que dormiría en mi cama en lo sucesivo e imaginarme que esa condición podía ser perpetua. luego me sonó a cadena y ya no me encantó, pero ese es otro cuento.
hoy la circunstancia es distinta, pero me abruma igual. y aunque aquí la cosa no inmiscuye novios ni amores, implica un cambio significativo, caminos diferentes, destinos totalmente distantes.
y mi mente se va sin remedio a imaginar mis finales en universos paralelos determinados por mis elecciones.
luego —en paralelo, pero en este mismo universo— hay que elegir coche... ¿camioneta o coche? ¿coche o huevito? ¿chic o práctico? ¿capricho o necesidad? ¿rojo o negro? ¿plata u oxford? ¿estándar o automático? ¿italiano o japonés?
...y para rematar, decidir si me aviento a dedicar mis tardes-noches a un solo hombre, si estoy lista o más me vale asumir que soy una egoísta de siete suelas, una curiosa irredenta que aún no sabe dejarse querer y que no va a estar lista hasta que no haya una versión real del amor libre, libérrimo (aunque también puede que sean todas estas unas magnas chaquetas porque mi cabeza —con sentimientos entremezclados— explota en otro lado).
¿usted por cuál vota?

6 comments:

Exenio said...

"Quien nunca decide, jamás se equivoca" (ups!! amargo, pero real...)

Miss Neumann said...

Yo voto por TODOS! usted dejese llevar

mengana said...

Te dejo una convocatoria del encuentro nacional de estudiantes de literatura y lingüística

http://sextoenell.blogspot.com

se puede participar con ensayo academico o concursar en creaciòn literaria

OJALA TE INTERESE Y MANDES ALGO :D

La prieta linda said...

una mexicana que fruta vendía...ciruela, chabacano... melón o sandía????
ese mi queridísima.. es el dilema. qué ser o no ser...ni que ocho cuartos...ahí me cuenta que decidió.
besos

Pseudo Anti y Chic said...

Y si los resuelves o se acaban los dilemas, luego ¿qué? … ¿fundirse y a hincar el pico?
Suena muy aburrido

María said...

Exenio, cierto. Y jamás aprende ni madres.

Miss Neumann, eso eso eso... ¿por qué limitar la felicidad a uno sólo si se le puede dar a todos?

Prieta bonita, ¿verdad que hay problemas existenciales de adeveras más allá de las jaladas que se inventaba el inglés éste tan respetable?

Pseudo, anti y chic! Si eres quien creo que eres, me da mucha emoción tu participación más activa en esto. (Si no también, pero diferente porque no te conozco, jaaaah). Como sea, tienes razón, si nada pasara esto sería muy aburrido... Las disyuntivas siempre le dan a esto de vivir más saborcito. Ya me conoces (y si no, te enterarás), me abrumo con facilidad... pero también es parte del chiste, no? Ponerse de impasible es acallar la sangre en las venas. ¿Además quién les cree a los impasibles? Yo todavía no.