Sunday, March 08, 2009

No alarms and no surprises

Desde que me divorcié, hace casi seis años, me rehuso a hacer planes a futuro. No me importa si es cercano o lejano. No me gusta... y tampoco me sale. Por eso sólo los hago cuando no queda de otra. Por ejemplo, cuando se trata de conciertos cuyos boletos venden meses antes del show obligándote a decidir con aventuradísima anticipación qué harás en la tarde y noche de un día en el que aún no sabes si tendrás cólico. Como toda moneda, tanta antelación tiene dos caras...

Cara A:
En su segunda cita con El Bloggero Escritor, por ahí de noviembre pasado, mi Roomie recibió de regalo un par de boletos para el concierto de Beirut. Él se la jugó a lo grande, ni sabía si se ganaría una tercera cita, pero se curó en salud: si esto va bien, le dijo, ojalá me quieras invitar a mi... si no, pues para que vayas tú e invites a quien quieras. El concierto fue a finales de febrero. El tiempo entre la segunda cita y la presentación de Beirut acomodó todo para que afortunadamente llegaran de la mano al Lunario, se dieran de besos a la menor provocación y al término del concierto se fueran a dormir a la misma cama donde seguramente hicieron el amor. Aún es difícil saber si serán felices siempre y comerán perdices, pero la primera parte de su historia sí tuvo final feliz.

Cara B:
Mi nuevo novio tiene una buena lista de exes. Con la última sigue en contacto. Resulta ser que la familia de ella lo adoptó y aunque su relación de pareja haya terminado, no lo suelta. Bueno, hay que decir que él tampoco los suelta a ellos. El hermano a estas alturas ya es uno de sus mejores amigos. Yo no tengo problema con ello. Claro, porque no los conozo ni se me ha pedido formar parte de la familia putativa (aún).
Hace unos días, camino a su departamento, hablábamos del inminente concierto de Radiohead cuando le pregunté emocionada: ¿tú vas a ir? En medio de argumentos varios que sostiene sobre el destiempo en que se presenta aquí la legendaria banda, contestó que sí y preguntó ¿tú con quién vas?, a sabiendas de que estaba aventando un boomerang. Con Roomie y otros amigos, ¿y tú? Mmmm, con Ex-Cuñado-Gran-Amigo y con... mmm, Ex, sí.
Uórale, dije, sin poder mantener mis cejas en su sitio. Agregó que originalmente no pensaba ir, pero que luego lo habían invitado y pues, fue antes de que nos conociéramos... Claro, los boletos se vendieron en octubre.

Things that make you go: chale.

8 comments:

Exenio said...

Check

.

.

.
"mate"???

elisa said...

ah, sí, es típico. y luego una ilusamente creía que el otro en cuestión era el que estaba clavándose demasiado y, aunque así fuera, resulta que su pasado acaba instalándose como un presente muy "cool". ash, yo no entiendo por qué a mí no se me da eso de ser taaaan civilizada y open minded, aunque pensándolo bien, habría que ir incorporando a nuestro repertorio de prácticas "amorosas", todas esas infinitas posibilidades que nos da la vida moderna, jeje.

p.d. ¿qué onda con tu label, amiga?

K. said...

Conocí a mi actual pareja en una de las ezquizofrénicas filas afuera-de-ticket-master una noche antes de la venta de boletos (en lo que posiblemente figure como mi último gesto barbaril-post adolescente).

Yo compré mis boletos en gral. a y ella los suyos en gradas junto a su ex de pasado tormentoso.

Ella quiere una relación semi-cursi y formal conmigo, yo no estoy tan seguro ... ¿que haría usted en mi lugar?

Por su atención, muchas gracias.

K. said...

* esquizofrénicas ... ejem.

ElPoeta said...

Amiga, esas cosas pasan, pero sé que tú sabrás llevarlas bien. te dejo un beso,
V.

conversacionesneuroticas said...

Y la pregunta es.. are you ready to go?..

Con es de que al destino de repente se le ocurre ponerse de acuerdo y hacer coincidir lo que no..

Buenas Suerte!

Ah, por cierto!!
Hoy me econtre en pleno segundo piso del periferico con un BOCHASO ROSA inevitable formule un deseo.

María said...

Exenio, o no.
Elisa, es parte azote y parte que de pronto me doy cuenta de que lo hago generalmente mal. supongo que tendré que agarrar práctica de nuevo. ¿ya te voy a ver?
K, tan dudoso como te lees y tan barato como entiendes lo que ella quiere contigo (cursi-formal), yo te aconsejo —sólo porque lo preguntas— que te vayas ya. Si tú no quieres lo mismo, no pierdas tu tiempo ahí, ni la hagas perder el suyo.
Poeta, o no. Abrazo.
Conversadora, sí estoy lista! Se puede poner bueno bueno, no? Bien por el encuentro con el vocho rosa... ahora sólo encárgate de no arrepentirte de lo que pediste ;) Abrazo.

elisa said...

ejem, ejem...¿ya te voy a ver yo a ti, maría?