Friday, February 17, 2006

Huelga de tristeza








Eso.
Y no me he atrevido ni siquiera a escribir el pliego petitorio.

6 comments:

Nacho said...

Un café de desahogo.
La oferta está abierta cuando quieras.
Un beso.

Denise said...

Si declaraste la huelga ahora intenta disfrutarla unas horas y luego hacé huelga de otra cosa hasta que estés tan entretenida inventando que no podás seguir triste!

Daria Zen said...

Ya empezamos con el pliego petitorio, eh...comenzar con el recuento de asuntos ayuda a disiparlos.
Te quiero. Besos

jo rivera said...

y bien? en dónde me perdí? seguro discutiendo con El Editor! anda, despierta y llámame para que nos contemos lo que dejamos pendientes ayer sin cigarrito. vale?
un beso

Negra said...

Para María en su huelga de tristeza.



Soy impúdicamente feliz
desde la cotidiana tarde
los encuentros
las cacerias interminables de fotos
los desencuentros.

Soy impudicamente feliz,
desde la cama prestada y ese cuerpo tan mio tan mio que es ajeno
desde la clase donde se han empezado a mover los corazones.

Soy impudicamente feliz porque he aprendido a que sabe el juego
la plenitud
la generosidad sin limites del espacio del alma

asi


simple... siendo eterna aprendiz de estos saltos cuanticos
unida a mi familia que salta en sus propios abismos con parapentes de abrazo

impudicamente feliz.


Con cariño para ti. ¡Ánimo!

María said...

gracias a todos. los quiero