Sunday, March 19, 2006

Complicado

Ayer dieron de alta a Mi Mejor Cómplice del hospital.
Estable, cierto. Pero con un diagnóstico nada alentador.
Su insuficiencia renal crónica va a peor y eventualmente será necesario dializarla. Esto puede llevar meses o años. Y la calidad de vida que pueda tener mientras tanto depende en altísimo porcentaje de su voluntad y disposición.

Papá Doctor nos reunió a Bigbro y a mi y nos dijo que serán tiempos difíciles. Que hay que ser equipo y hacer estrategias.
Hoy habrá otra reunión que incluirá seguramente a la Mujer de los Ojos Hermosos y a Supercú (ñado) para acordar voluntades y responsabilidades.

La noche de anoche fue terrible. Mi Mejor Cómplice no puede dominar su angustia, está en permanente y altísimo estrés porque tiene un miedo terrible a que le falte el aire. Tal estado agudiza los riesgos normales de su hipertensión (crónica también).

Hacia la tarde-noche le empezó a dar fiebre, por lo que nos puso en alerta (sobre todo porque el hecho de la reciente salida del hospital, hace existir probalilidades de que haya pescado alguna infección allí). Logramos disminuirla con paracetamol y medios físicos por ahí de la madrugada. No ha vuelto. Si lo hace, habrá que llevarla al hospital de nuevo, según indicaciones de la doctora que la atendió allí.

A pesar de que el psiquiatra le mandó sedantes para dormir, estos no hicieron ayer ningún efecto, por el contrario. Yo la vi más angustiada y nerviosa que nunca, con intermitentes ataques de náuseas. Deprimida, desesperada, irritable, indispuesta.

Come a regañadientes. Me duele y me enoja. Sé, porque me lo dijo Papá Doctor (y por sentido común), que si ella no pone de su parte difícilmente podrá salir de esto. Y ella se debate entre el terror que le da morir y la desgana y frustración que le provocan las condiciones de su cuerpo.

Y yo no sé qué hacer... cómo saber qué quiere para hacerme su cómplice en eso, o cómo convencerla de que se haga la mía en la mísión de echarse pa'lante y dar la batalla. No sé cómo hacer para que no me duela y desespere la impotencia cada que le pido que coma o que se tranquilice un poco y me mira con esos ojos que parecen decir: "no te entiendo y no me entiendes" y que tienen la expresión desolada de un llanto seco que ni siquiera puede ser en plenitud. La otra opción, dejarla morir, me parte en cachitos de sólo pensarla... y me reencabrona siquiera considerarla como opción.

9 comments:

Daria Zen said...

Hermana mía, yo te abrazo y pongo a tu disposición mi disposición de ayudarlas en todo lo posible. No estás sola, sólo te lo recuerdo. Te quiero mucho, mucho. Beso grande.

Negra said...

Deseo en verdad de todo corazón que las cosas se mejoren.
Mucha mucha paz y salud para ti y los tuyos.
Un beso.

Nacho said...

Eres su cómplice por vivir desde que naciste, por inútiles que parezcan las palablas de un Blogger en estos momentos, recuerda que ustedes son su "constancia", su legado mejor y ella lo sabe, y esta frustración de sentirse un poco "traqueteada", es por que es una luchadora de la vida que no se resigna(ni resignará) a dejar la batalla, pero después de tantos años uno quiere un respiro, y a veces nos frustra no podernos bajar de la montaña rusa para ir al baño, respirar, echarse un refresquito y volvernos a trepar...

Un abrazo. Largo y fuerte.
Y uno para ella.

Indigente Iletrado said...

Nada. Un silencio: de esos solidarios.

jo rivera said...

sólo recuerda que cada uno de nosotros somos dueños y responsables de nuestro propio cuerpo, de nuestra propia vida y de la calidad en la que queremos vivirla. o dejarla de vivir. el respeto a las decisiones que no te pertenecen también es un asunto de amor.

Vinnie Terranova said...

Hijole amiga, creo que no hay mucho que decir, verdad.

Solo tal vez un abrazo, y un saludo

Denise said...

Uf. Bonita... no creo que pueda decir mucho, yo tampoco sabría que hacer, creo que ni siquiera me imagino la magnitud de tu impotencia, pero si de algo sirve te envío un abrazo y bueno, aquí te leeremos cada vez que quieras poner el no saber qué hacer en la pantalla.

María said...

Daria Zen: Gracias, siempre, gracias. Luv ya tu.
Negra: tus deseos de todo corazón llegan al mío y lo conmueven.
Nacho: eso, yo, en plan "maría quejica", aun con mi cuerpo sano y dispuesto quisiera bajarme tantito, ir al baño, tomar un refresco para retomar fuerzas y subirme de nuevo... sé que ella con más razón, entendería y justificaría por completo que no se quisiera subir otra vez. But it hurts.
Jo: si, y como todo asunto de amor, duele y hace tambalearse nuestro mundo.
Indigente Iletrado, Humanware y Denise: agradezco sincerísimamente sus lecturas, sus comments solidarios y sus abrazos.

Miss Neumann said...

Amiga: fuerza y animo!!! es lo único que queda.

besos muchos!