Sunday, January 15, 2006

Ando pensando mal... ¿acertaré?

Hoy estaba yo trabaje y trabaje "como hormiguita" (como diría La Asistente del Editor), en la oficina que, por lo demás, estuvo vacía todo el día (venir en domingo es excepcional), cuando llamó una chica que sonaba molesta. Preguntaba por un hombre que freelancea para nosotros. Se me hizo rarísimo. De haber quedado con alguno de los editores en venir hoy, nosotros tendríamos que haberlo sabido para tramitarle un permiso de acceso. El caso es que esta mujer aseguraba que él le había dicho al medio día que vendría aquí. "Mta... te están chamaqueando, mi chava", pensé; pero desde luego no dije nada. Sólo que no lo había visto y que no sabía que fuera a venir hoy.
Más tarde llegó el Editor Sommelier (¿así se escribe?) y fue testigo de la segunda llamada. Era ella de nuevo. Sólo que ahora le temblaba la voz, había dejado de sonar molesta para sonar verdaderamente afligida. Me dijo que era esposa del chavo en cuestión y me cuestionó insistentemente, como si yo le estuviera ocultando algo... No, creo que más bien quería que le contestara algo distinto. "Dime la verdad, dime si lo viste... estoy preocupada. Dijo que iba a ir para allá y han pasado horas. En vigilancia me dijeron que no lo han visto. ¿Tú sabías que iba a ir hoy? ¿Quedó contigo? ¿Puede ser que haya ido y que tú no lo hayas visto?" Al final sólo se le escuchaba un hilo de voz.

Me dio entre coraje y pena. Chale. Al final no pude sino decirle la verdad. Que en todo el día yo no lo había visto y que yo no estaba enterada de que hubiera quedado de venir a trabajar hoy. Traté de tranquilizarla y mentí al sugerirle que probablemente habría quedado con alguien de la revista fuera de aquí. Cosa que en realidad no pienso. Más bien me late que tenía otro plan (cada quien imagínese lo que quiera) y se le hizo fácil decirle que estaría aquí. Es domingo, no habrá nadie que le conteste en caso de que hable, habrá pensado.

Y no sé cuál habrá sido su otro plan... pero como sea, qué chingadera. Es verdad, yo de inmediato asumí que Hombre Desaparecido le está pintando el cuerno a Mujer Afligida. O de jodido, desafanándose de ella. Y claro, Editor Sommelier manifestó su molestia por mi prejuicio... dice que el Desaparecido no es ese tipo de hombre!!!! ¿cómo chingaos lo sabe? Yo digo que todos somos el mismo tipo de hombres y mujeres en una circunstancia específica. Sólo que hasta para decir mentiras hay que ser no sólo listo, sino considerado. Una cosa es me desafano de tí, pinche pero bueno, y otra es te preocupo y te digo una mala mentira que puede desembocar en que te lleves un sustazo. Editor Sommelier dice que no lo cree capaz, que lo ha visto muy cariñoso con su chica y que más bien pudo haberle pasado algo.

Yo espero que no le haya pasado nada, porque si sí, me remorderán en la conciecia mis malos pensamientos. Pero no sé por qué me da que no me van a remorder.

Si en efecto se desapareció para prepararle una fiesta sorpresa a su chica o por otro motivo igual de noble, vendrá a armarla de pedo porque no lo cubrí. Si el motivo fue otro... no dirá nada. Y ahí aplicará la de la callada por respuesta.

Y si le pasó algo... No no. Ojalá que no le haya pasado nada. Cancelo cancelo. Mejor un infiel que un damnificado.

5 comments:

Daria Zen said...

Ups, qué historia. Sí, inevitablemente una piensa mal. Pués qué quieren, carajo, si los botones de muestra me hacen tropezar. No quería juzgar, pero independientemente de su plan o actividad alterna, digo, qué le cuesta avisar (como sea, con engaño o sin el)? Yo lo que digo es que cada quien haga con su cosa lo que quiera pero...con responsabilidad y huevos para no llevarte entre éstos a terceros. Suena iluso, pero yo sigo considerando que mucho tiene que ver con un asunto de valor, digo de valentía para asumir.
p.d. no te llamé xq la pinche gripa estuvo en su peor fase ayer, espero que ya hayas terminado. Beso

Nacho said...

Si no es cuestión ni de "pedir permiso" ni de "no tener libertad" -como luego alegan estas personas en cuestión- si no de tener un poco de atención para con las personas que se preocupan por su bienestar.

by your drinking mate! said...

Que pedo comadre, no manche!!! solo porque la mujer lleva buscando a su pobre marido, no quiere decir que le anda pintando el cuerno, ya ni la amuela usted.

Puede que el pobre, viene de cuidad azteca, la pesera se haya quedado atorada en el trafico del mismísimo periférico por el doble piso y que haya estado alli unas 3 horas sin moverse, o simplemente se fue en metro, se quedo jetón y allí anda dando vueltas de lado a lado en la línea 4.

Ya ni la chinga, que mal concepto tiene del hombre uste.

Besos!!!

Daria Zen said...

Sí, ajá, cómo no, en domingo, claro. Perdón, pero pinches hombres culeis. Lo siento.

Masgorellie said...

Pobre hombre, me parte el corazon, a lo mejor esta trabajando en domingo en otra parte para llevar algo de comer a sus crios, pero no quiere que su pareja se de cuenta para no angustiarla, pero no, la clasica sospecha femenina, haa esta con otra, me engaña, infel.
y sudando, mal comido, con sueño, el pobre hombre, con mucho frio, trabajando horas extras en un lugar extraño, lleno de cucarachas, sucio, maloliente, musitando una oracion por sus hijos y su esposa.
que vida tan desgraciada.
je je podria ser no ?